MADERA

 

1,00 X 1,20 Técnica mixta sobre madera. 2017

¡LOTERÍA! La Lotería es un juego de azar mexicano que consta de 54 cartas y varias tarjetas llamadas “tablas», con 16 de dichas cartas escogidas aleatoriamente. Cada vez que se extrae una carta del bonche, ésta se anuncia y los participantes deben marcar esa carta en sus tablas. El que primero cubra la tabla debe gritar “lotería”. La vida de Frida era como una lotería. Tuvo muchas cartas que la acompañaron en sus alegrías y desdichas.

MILAGRITOS

En la cultura mexicana existe la tradición de “colgar milagros” desde el siglo XIX, tradición heredada de la cultura española. Dependiendo del milagro a solicitar, se coloca la forma o figura (brazos, piernas, ojos, corazones, pulmones, riñones, etc…) en un altar al santo elegido a cambio de sanación o de ayuda en situaciones difíciles. También se coloca como agradecimiento por milagro concedido.

 

“REVOLUCIONARIA”

Esta obra fue inspirada por un foto-montaje creado por el artista Robert Toren en el año 2012.

En ella aparece una Frida revolucionaria que se mantiene en guardia dentro del territorio mexicano. Sensual y agresiva. Lista para reaccionar, para defenderse. La reina con balas interminables que luchó por la justicia social y los derechos y quien vivió de niña el auge de la Revolución Mexicana, hecho que marcaría su vida.

“DIA DE MUERTOS”

El 2 de noviembre se celebra en México el “Día de Muertos”.

En honor a los difuntos, se coloca un altar con ofrendas en distintos niveles que el alma debe cruzar para llegar al descanso eterno.

Entre los elementos indispensables en un altar podemos encontrar: la foto del difunto, que se pone en el centro; la flor de cempasúchil, que por su olor atrae las almas de los muertos hacia la ofrenda a la vez que sus pétalos regados por el suelo guían el camino; el pan de muerto, comida y bebida preferida por el difunto; calaveras de dulce, que nos recuerdan la aceptación del destino final como inevitable y a la vez agradable por el dulzor; velas para orientar el camino; sal para purificar el alma.

El perro, que en este caso es un xoloitzcuintli (Dios azteca que representa la variante con cabeza de perro de Quetzalcoatl), es el guardián que ahuyenta las malas almas y ayuda a cruzar los niveles para alcanzar el paraíso.

“TEQUILA Y SANGRITA”

Frida jugaba con la masculinidad con el afán de salirse del convencionalismo. Le gustaba ser el centro de atención y provocar. Lo hacía cuando se vestía de hombre y también vistiéndose con el atuendo de tehuana que tanto la caracterizaba, llevando coloridas telas, peinados extravagantes  y joyería vistosa.

La sangrita es la mujer, es la que huele a especies y cebollas, la que pone el color y lo picoso al macho Tequila. Ellos dos juntos son un idilio perfecto”

Cita de “El libro secreto de Frida Kahlo” de F.G. Haghenbeck.

«Ten el coraje de vivir, porque cualquiera puede morir»

“VIVA LA VIDA”

Fue la frase que pintó sobre el último cuadro que firmó. Es un bodegón de sandías, fruto que le gustaba mucho y solía reproducir frecuentemente.

Un guiño colorido y optimista en su adiós a la vida.

“FRIDA EN KARMACOMA”

Técnica mixta sobre madera

2016

Obra realizada para el restaurante “Karmacoma” (Las Palmas de Gran Canaria), lugar en donde se encuentra expuesta.